Estamos en La Lucila, partido de Vicente López, gran Buenos Aires.

¿Por qué en algunos niños sucede  la maravilla de poder hablar la lengua materna y por qué en otros no, o es deficitaria o se traban? ¿Qué sienten? ¿Qué piensan? ¿Cómo ayudarlos?

Quizás los maestros le expresaron su preocupación acerca de que su hijo podría tener un problema con el habla o el lenguaje. Algunos lo llaman dislalias. O quizás mientras ha hablado con su hijo, se ha dado cuenta de que tartamudea de vez en cuando. Quizás su hijo tiene un problema. Y si este fuera el caso, ¿qué debe hacer?

Intervenir a tiempo es un buen consejo. Consultar con una fonoaudióloga especialista en problemas del habla y del lenguaje realizando una evaluación Neurolingüística puede determinar si su hijo necesita un estímulo más específico.

Consultar vale el esfuerzo de los padres cuando ven con qué alegría los niños viven el tiempo y espacio que le dedicamos a hablar. El diagnóstico y tratamiento adecuado tranquilizan a la familia y la escuela.

En adultos nuestra meta es establecer prioridades después de un accidente cerebro vascular a nivel terapéutico es fundamental, mientras se realiza una minuciosa evaluación y de la que luego se desprende un plan de tratamiento personal para rehabilitar la comunicación velando por la contención tanto al paciente como a la familia.